Revista Internacional de Poesía : "Poesía de Rosario" Nº 23
  Poesía Traducida
 
René Char
(1907 L’Ile Sur Sorgue / 1988 París)

¡Hiciste bien en partir, Arthur Rimbaud!

Tus dieciocho años refractarios a la amistad, a la perversidad, a la necedad de los poetas de Paris, al ronroneo de abeja estéril de tu familia un poco loca, Tus dieciocho años, hiciste bien en desparramarlos a los vientos de alta mar, en arrojarlos bajo el filo de su precoz guillotina. Tuviste razón en cambiar el bulevar de los perezosos, los cafetines de los poetastros, por el infierno de las animales, por el comercio de los astutos y el buen día de los simples.

¡Ese ímpetu absurdo del cuerpo y del alma, esa bala de cañón que alcanza su blanco haciéndolo estallar, claro que sí, eso es la vida de un hombre! No se puede al salir de la infancia, estrangular indefinidamente al prójimo. Si bien los volcanes cambian poco de lugar, su lava recorre el gran vacío del mundo y le otorga virtudes que cantan en sus playas. 

¡Hiciste bien en partir, Arthur Rimbaud ! Somos unos cuantos los que creemos sin pruebas la felicidad posible contigo.

Los encajes de Montmirail

En la cima del monte, entre los guijarros, las trompetas de tierra cocida de los hombres de las viejas heladas piaban como aguiluchos.

Por un dolor recio, si dolor hay

La poesía vive de insomnio perpetuo

Parece que es el cielo quien tiene la última palabra. Pero la pronuncia tan quedo que nadie la oye nunca

No hay repliegue, tan sólo una paciencia milenaria sobre la cual nos hemos apoyado. 

Dormid desesperados, pronto vendrá el día, un día de invierno.

Sólo tenemos un recurso con la muerte, hacer arte antes que ella

La realidad no puede ser salvada sino sublevándola. 

En época de penuria y de improvisación, a algunos se les quita la vida por una noche, a otros por la eternidad: un canto de alondras de las entrañas. 

La busca de un hermano significa casi siempre la búsqueda de un ser, nuestro igual, a quien deseamos ofrecer trascendencias cuyos signos apenas terminamos de enderezar.

Tumba proba: una gavilla de trigo. El grano al pan, la paja al estiércol.

Mirad una sola vez la ola echar el ancla en el mar

Lo imaginario no es puro, no hace más que pasar.

Los grandes se perpetúan sólo por los grandes. Olvidamos. Sólo la medida resulta herida.

¿Qué nadador es ése que no sabe deslizarse enteramente bajo las aguas ?

Con puños para golpear hicieron pobres manos para trabajar.

Las lluvias salvajes favorecen a los caminantes profundos

Lo esencial es lo que nos escolta, en tiempo debido, alargando el camino. Es también una lámpara sin mirada, en la humareda.

La escritura de un azul faro, apresurada, dentada, intrépida, del Ventoux de mi niñez, a cada momento nuestro amor me arrancaba, me llevaba. 

Vestigios de reyes de inexpugnable ferocidad

Las nubes tienen intenciones tan cerradas como los hombres. 

No es el estómago quien reclama la sopa bien caliente, es el corazón

Sueño sobre la llaga semejante a sal. 

Una ingerencia innominable ha quitado a las cosas, a las circunstancias, a los seres, su azar aureolado. No hay advenimiento para nosotros que surja de esta aureola. Ella no inmuniza. 

Esta nieve, la amábamos, no tenía camino, descubría nuestro hambre.


Aforismos

El fruto es ciego. Es el árbol que ve. 

La lucidez es la herida más cercana al sol

Hoy, entre el mundo de la realidad y yo, no hay espesor triste

Es cuando estás ebrio de pena, que ya no tienes más pena que el cristal. 

Traducción : Gustavo Aguirre, Javier Zugarrondo (1998), revisión José Muchnik (2008) 
 
Ghérasim Luca
(1913 Bucarets-1994 París)

Fragmentos de "El inventor del amor"
Corre 
de una sien a otra 
la sangre de mi suicidio virtual 
negra, vitriólica y silenciosa 

Como si de verdad me hubiera suicidado 
día y noche atraviesan las balas 
mi cerebro 
arrancando las raíces del nervio 
óptico, acústico, táctil 
-esos límites- 
y expandiendo por el cráneo 
un olor a pólvora quemada 
a sangre coagulada y a caos 

Con singular elegancia 
llevo sobre mis hombros 
esta testa de suicidado 
que de un lugar a otro pasea 
una sonrisa infame 
que en un radio de varios kilómetros 
emponzoña
la respiración de los seres y las cosas 

Visto con distancia 
se diría de alguien abatido 
por una ráfaga de metralleta 

Mi paso incierto recuerda 
al del condenado a muerte 
al de la rata de campo 
al del pájaro herido 

Como el equilibrista  
sujeto a su sombrilla 
me aferro 
a mi propio desequilibrio 

Sé de memoria 
esos desconocidos caminos 
que puedo recorrer 
con los ojos cerrados 

Mis movimientos 
no tienen la gracia axiomática 
del pez en el agua 
del buitre y del tigre 
parecen desordenados 
como todo lo que se ve
por vez primera 

Me siento obligado a inventarme 
un modo propio de desplazamiento 
de respiración 
de existencia 
en un mundo que no es ni agua 
ni aire, ni tierra, ni fuego 
cómo saber de antemano 
si uno ha de nadar 
volar, caminar o arder 

Al inventar el quinto elemento 
el sexto 
me veo obligado a revisar mis tics 
mis costumbres, mis certezas 
pues pretender pasar de una vida acuática 
a otra terrestre 
sin modificar el funcionamiento 
del aparato respiratorio 
es la muerte 

La cuarta dimensión (5ª, 6ª, 7ª, 8ª, 9ª) 
el quinto elemento ( 6º, 7º, 8º, 9º, 10º, 11º) 
el tercer sexo (4º, 5º, 6º, 7º) 

Saludo a mi doble, a mi triple
Me miro en el espejo 
y veo un rostro cubierto de ojos 
de bocas, de orejas, de marcas 

Bajo la luna 
proyecta mi cuerpo una sombra 
una penumbra, 
una zanja 
un lago sereno 
una remolacha 

Estoy francamente irreconocible 

Beso a una mujer en los labios 
que ignora 
si ha sido envenenada 
encerrada mil años en una torre 
o si se ha quedado dormida 
con la cabeza apoyada en la mesa 

Todo debe ser reinventado 
en el mundo ya no hay nada 

Ni siquiera las cosas 
de las que no se puede prescindir 
de las que parece 
que depende nuestra existencia 

Ni siquiera la amada 
esta suprema certeza
ni su cabellera 
ni su sangre que con tanta voluptuosidad 
extendemos 
ni la emoción que desata 
su sonrisa enigmática 
cada tarde a las 4 

(las 4 
número prefijado 
que bastaría para poner en duda 
nuestros postreros abrazos) 
todo 
absolutamente toda iniciativa humana 
tiene ese carácter 
reductor y premeditado 
del número 4 
incluso ciertos encuentros fortuitos 
los grandes amores, las súbitas 
y grandes crisis de conciencia 

Veo la mugrienta sangre del hombre 
cubierta de relojes, de registros 
de amores estereotipados 
de complejos fatales 
de límites...]

Traducción Eugenio Castro



Aimé Césaire 
(1913-2008  Martinica)
Cuaderno de un retorno al país natal
( fragmento)

Partir.
Así como hay hombres-hiena y hombres-pantera, yo
seré un hombre-judío,
un hombre cafre
un hombre-hindú-de-Calcuta
un-hombre-Harlem-sin-derecho-a-voto
El hombre-hambre, el-hombre -insulto, el hombre-tortura
se le podría
prender en cualquier momento, molerlo a golpes-matarlo por completo
sin tener que rendirle cuentas a nadie.
Un hombre judío
un hombre-progom
un perro de caza
un pordiosero.
Pero, ¿es que puede uno matar el remordimiento, bello
como la cara de sorpresa de una dama inglesa al encontrar
en su sopa un cráneo de hotentote?
Yo reencontraría el secreto de las grandes comunicaciones
y de las grandes combustiones. Diría tempestad, diría río.
Diría ciclón. .Diría hoja. Diría árbol, mejorarían todas las 
lluvias, me humedecerían todos los rocíos.
Me revolcaría como sangre frenética sobre la lenta corriente 
del ojo de las palabras,
en caballos locos, en niños tiernos, en toques de queda en vestigios
de templo, en piedras preciosas, lo bastante lejos como para 
descorazonar a los menores.
Quien no me comprenda no comprenderá el rugido del tigre
 

Es mío
un hombre solo preso de blancura
un hombre solo que desafía los gritos de la muerte blanca
(TOUSSAINT,TOUSSAINT L'OUVERTURE)
un hombre solo que fascina al gavilán blanco de la muerte blanca
un hombre solo en la mar infecunda de la arena blanca
es un viejecito que se eleva contra las aguas del cielo.
La muerte describe un círculo brillante encima de este hombre
la muerte brilla dulcemente sobre su cabeza
la muerte sopla en la caña madura de sus brazos
la muerte galopa en la prisión como un caballo blanco
la muerte luce en la sombra como los ojos de los gatos
la muerte hipa como el agua bajo las rocas
la muerte es un pájaro herido
la muerte decrece
la muerte vacila
la muerte es un patyura sombrío
la muerte expira en una blanca balsa de silencio.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Y yo busco para mi país no corazones de dátil, sino corazones de hombre que, para entrar en las ciudades de plata por la gran puerta trapezoidal, golpeen la sangre viril, y mis ojos barren mis kilómetros cuadrados de tierra paternal y enumero las llagas con una especie de júbilo y las hacino una sobre otra como raras especies, y mi cuenta se alarga siempre con imprevistas acuñaciones de la bajeza. 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
.
El negrero cruje por todas partes… Su vientre se convulsiona y resuena… La horrible tenia de su cargamento roe los intestinos fétidos del extraño niño de pecho de los mares.
Y ni el júbilo de las velas hinchadas como un abultado bolso de doblones, ni las jugarretas hechas a la tontería peligrosa de las fragatas policíacas le impiden oír la amenaza de sus gruñidos intestinos. 
En vano para olvidarse de ello el capitán cuelga en su palo mayor el negro más gritón, o lo echa al mar, o lo entrega al apetito de sus molosos. 
La negrería que huele a cebolla frita vuelve a encontrar en su sangre derramada el sabor amargo de la libertad 
Y está de pie la negrería
La negrería sentada 
inesperadamente de pie 
de pie en la cala
de pie en los camarotes
de pie en el puente
de pie en el viento
de pie al sol
de pie en la sangre


de pie 
libre

de pie y no como una pobre loca en su libertad y su indigencia marítimas girando en la deriva perfecta y aquí está:
más inesperadamente de pie
de pie en los cordajes
de pie ante el timón
de pie ante la brújula 
de pie ante el mapa
de pie bajo las estrellas 
de pie
 libre

(Fuente de la traducción www.festivaldepoesiademedellin.org : sitio del Festival internacional de poesía de Medellín)
 
Francis Combes

Lágrimas en venta 

Cada día,
se venden lágrimas en la esquinas;
(es un comercio floreciente)
en cada esquina 
en nuestras ciudades se venden
lágrimas de humor vítreo
lágrimas de cristal
lágrimas de cocodrilo
lágrimas escogidas sobre los postigos
lágrimas televisivas
lágrimas humanitarias
lágrimas higiénicas
lágrimas en frascos
recomendadas para purgarse
de la desgracia de los otros.
A cada uno su lágrima
su pequeña lágrima
eso no compromete a nada
no cuesta caro
y hace mucho bien.
Eso limpia
los conductos obstruidos del corazón.
En ciertas vitrinas
usted puede adquirir
engastadas en medallones
ámbar salado
reflejo de perla
por dentro
con chispa de bermellón
una gota de sangre.
Es muy chic
muy elegante
pueden llevarlas como dijes
o como broche sobre el vestido de seda.
(es particularmente apropiado
si usted sale
para una cena en la ciudad).
Ya, el linyera del Puente de l’Alma
tiene agua hasta la cintura.
y no sabemos hasta donde esto va a continuar…
Cuántos pueblos
que sólo tienen sus ojos para llorar
corren peligro de perecer ahogados
en la creciente de los buenos sentimientos ?

(traducción Myriam Montoya)
 
Catherine Jarrett

        Desnuda mi madre

Desnuda mi madre en el camino
                     Crispando dedos 
sin soltarlos
a derecha a izquierda 

Desnuda mi madre cabellos estirados
Perdiéndose en una mirada
Nariz rota
sobre el único farol de la noche

Desnuda mi madre 
Abandonada por el mensajero blanco
En el susto donde 
jamás
habría soportado estar
 
Desnuda mi madre 
tartamudeando en el espacio

Desnuda mi madre en la bronca
en la pregunta
en el deseo de fuga
su amanecer  
su paseo
su crepúsculo 
eternos 
Retomados en un dibujo sobre el tapiz bordado 
con muerte en los colores 
 fijos 

Desnuda mi madre en la confusión
Buscando sentidos
respuesta
 dulzura
en el camino de lo inmóvil  

Desnuda mi madre 
Testaruda como mula en el prado 
La idea se muere 
La idea renace 
Coma liviano 

Desnuda mi madre en este camino
Ávida 
de retener 
el movimiento mismo

Ruido de hierbas ruido de páginas
rozadas

Desnuda mi madre 
yendo hasta el final 

El final
un punto  un resplandor 

Desnuda mi madre 
punto de memoria 

(Traducción José Muchnik)
 
 José Muchnik
(poemas extraídos de: “Crítica poética de la razón matemática” (inédito)
Carácter idéntico

Si amor igual amor
naranja igual naranja
martillo igual martillo
costilla igual costilla

si cada cosa 
cada luna
cada signo
iguales  a si mismos

¿Cuántas palmeras caerán asfixiadas esperando una brisa entre las rejas?
Si cada palabra igual a sí misma
¿Cuántos poemas morirán embalsamados clamando luz para sus versos?

¡Invertir igualdades! 
¡Perforar apariencias!  
¡Descoser lenguajes!

Amor igual costilla  
naranja igual luna
martillo igual eco 

¿Y el eco ?
¿besará  luna nueva?
¿quebrará costilla lejana ?
¿probará tentaciones naranja?

Nada ni nadie es igual a sí mismo
ni números ni barajas
ni violines ni tambores
ni poetas ni manzanas

Los pecadores convertiremos todo
tambores en manzanas
números en violines
poetas en barajas

Nos quedarán en sueño
igualdades ensortijadas

Alcanza
igual alcanza.

Carácter recíproco

Si b igual c
c nunca igual b

Nada es recíproco

Si lluvia igual vida
Si pájaro igual ternura
Si cuchillo igual odio

No hay camino de regreso

El odio no vuelve al cuchillo
Ni el pájaro a su vuelo
Ni la vida a los caídos

Nada recíproco
todo asimétrico

Mi rostro en el espejo
no es mi rostro
Esa mirada fugitiva
no refleja mis pupilas

Esos labios estuche
no abrigan mi vos

Esas arrugas cuerina
traducen a otros dolores

Mi mano en el lago
no es mi mano

Ni sé dónde se hunde
ni porqué se moja
si busca un deseo
un abanico mariposa
o sueños embarrados
en el fondo del cauce

La llave en el ojo
no es mi llave 
ni es mi ojo

Nada recíproco
todo asimétrico

Excepciones existen
creo en milagros

Cuando miradas igual amor
vidas vuelven a sus cuencas



Paralelas y perpendiculares


Paralelas


¿Se tocarán en un punto?
¿se curvarán sobre el pene de Júpiter?
¿estallarán en la vulva de Afrodita?

¿Viajar hasta el infinito?
¿interrogar al rey desnudo?
¿abrir horizontes prohibidos?

¡Inútil!

¡El infinito acampó en la ciudad!

Entre bolsas índices códigos 
entre cables teclados ratones 
auriculares labios soledades

¡Infinitas líneas paralelas!

Enredaderas virtuales
entre balcones castrados
se balancean sin rozarse 

¡Infinitos mundos burbuja!

Corazones espumantes
buscando su embriaguez
latiendo en anónimas arterias 

¡Infinitas manos esperando!

La lectura de sus líneas
la tibieza  semejante
bendecir odres de luz  

Aquí y ahora: calles, fábricas, escuelas, hospitales, laboratorios, cárceles, prostíbulos, ministerios, islas de la tentación, campeonatos de todo tipo… Infinitos mundos de todas edades, de todos los números, de todas densidades: una mano sola, dos nostalgias secas, siete espadas colgadas… truco, retruco, juegos no se tocan… ¡Noooo va maaaaaas!  … y sin embargo sigue yendo, siguen llorando, el niño en su patio, la anciana en su geriátrico, la prostituta en su cuarto…Infinitos mundos paralelos burbujeando. 

¿Y las perpendiculares?

Cuatro salmos fúnebres a noventa grados determinan un cementerio. En el rectángulo santo se reúnen los muertos, bromean sobre vivos en órbita, sus vanidades en popa, sus egoísmos erectos, sus tiempos cuarteados. Imaginan filosofías de salida: coimear cancerberos, milongas celestiales, borrar fronteras. Piden más vida en la muerte, sangre a borbotones, instantes incandescentes que iluminen la negra estadía. Piden más muerte en vida, huesos mensajeros en navíos efímeros, revelando el sentido de pulsos en tránsito.

Hipótesis: paralelas y perpendiculares no existen, son sólo ilusiones de miradas planas.

Demostración: una tormenta de perpendiculares destroza infinitas burbujas… las líneas enloquecen, cruzan la frontera, se dan cuenta del otro lado que vida y locura cambiaron de signo, ahora las paralelas se tocan… danzan… se alejan tomadas de la mano. 
 
 
  ¡Hoy había/n 1 visitantes (13 clics a subpáginas) en ésta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=